INICIOLOCALESPROVINCIALESNACIONALESDEPORTESPOLICIALESSOCIALESPROGRAMACIÓNCONTACTO
Sociales
2020-03-31
Martes 31 de Marzo de 2020
Pedido de publicación
PANDEMIA EN UNA SOCIEDAD DECADENTE Y SIN CONDUCCIÓN
Por GONZALO IRASTORZA – gonzaloirastorza@yahoo.com.ar – Tw: @eamondevalera - El autor es Lic. en Ciencias Políticas con Esp. RR. II. (UCA). Ex Oficial de Infantería, Ejército Argentino. Prof. en Historia para Nivel Secundario (MIN EDUC – INFOD). Prof. en Secundario y Terciario. Investigador de asuntos globales y económico – financieros. Empleado agropecuario.

 

El mundo en crisis inédita. Y uno de los tópicos que se discuten fuertemente en estos días, es la forma en que China manejó la información del COVID-19 y su responsabilidad hacia el resto del globo. Sin lugar a dudas, el terreno geopolítico tendrá alguna más que importante reconfiguración cuando culmine esta verdadera «tragedia griega», que tiene paralizado al orbe, y que, se estima ya como un renovado “crack 1929” de consecuencias todavía imprevisibles. Pero esto, es sólo terreno de especulación.

¿Cómo enfrentamos este magno desafío? El mundo se debate en estos momentos ante tres grandes posturas frente al avance de la pandemia: cuarentena general, cuarentena localizada e inteligente, apertura total y normal funcionamiento. No hay recetas mágicas y está claro que no habría vacuna contra el COVID-19, por lo menos hasta principios de 2021.

Argentina y las reacciones frente a la Pandemia

Una cuarentena total y que va para largo, ha sido la primera decisión de las autoridades. En un principio, lo que parecía razonable para evitar el crecimiento exponencial del contagio, con el transcurrir de los días, empieza a mostrarse como “un remedio peor que la enfermedad”.

La Argentina comienza a mostrar a las claras, que puede resultar devastada tras semejante paro total económico. La premisa básica de estas líneas es que se deben poner en funcionamiento las condiciones para que el aparato económico nacional vuelva a rodar. Es falsa y maniquea la dialéctica planteada: economía o vida. No hay demasiada “vida” después de una destrucción total del sistema económico hacia dónde vamos encaminados. “En la Argentina se tomó la medida extrema del confinamiento generalizado, que ahora se prolonga quince días y no se descarta el volver a hacerlo. Por cierto, muchos epidemiólogos del mundo desaconsejan enfáticamente esta estrategia, que desperdicia la posibilidad de beneficiarse de la inmunización de rebaño, y prefieren asegurar el blindaje de los grupos de riesgo. Por otro lado, mantener detenido el país tanto tiempo es catastrófico, no sólo para la economía sino también para la salud y la seguridad públicas.” Al aislamiento ordenado con las excepciones de las actividades esenciales, se suman los imprudentes toques de queda y “mini - estados de sitios” decretados por numerosos intendentes de localidades claves de la Pampa Húmeda, complicando y/o impidiendo el tránsito de contratistas, camioneros y productores vinculados al trabajo agropecuario. Dantescas imágenes de ciudades sitiadas, con intendentes irresponsables y demagogos que como si fueran “devenidos lores medievales”, subvierten la única cadena productiva que todavía está en funcionamiento, ante la inacción inaudita de gobernadores, fuerzas policiales provinciales y de una justicia que es un verdadero cartón pintado.

Estudios recientes en EE. UU. determinan que puede irse a un quiebre total de las PYMES luego de poco menos de un mes de cuarentena. En Argentina, cabe recordar, que este golpe mortal al complejo económico nacional se da luego de dos años de recesión y más de diez de estancamiento: el PBI per cápita no crece desde el año 2009. La casta política y su socialdemocracia demoledora del proyecto nacional, nos vienen empobreciendo de forma escandalosa desde 1983 a la fecha. Se construyó un “Estado presente”, gigantesco, inútil, cuyo costo ronda el 45 o 50 % del PBI, siendo la Argentina histórica mucho más grande y eficiente, con un gasto público nunca superior al 25%. Esta parálisis total del sistema productivo responde obviamente a una excepcionalidad, pero es consecuencia directa de la falta de inversión real en salud junto con la total improvisación y negligencia de los funcionarios públicos. Lo que sorprende realmente es que el argentino promedio insista, a estas alturas, en querer vivir en un Estado “tipo Finlandia”, ¡con prestaciones nivel Costa de Marfil! Mantenemos un aparato público onerosísimo y perfectamente inservible: esta pandemia pone blanco sobre negro, en un sistema de salud que se sabe, va a colapsar.

La explosión de la inseguridad que se aproxima

En breve –espero el Altísimo no lo permita– estaremos embolsando cadáveres de a cientos, producto del virus y del colapso socio-económico, y de la bomba de tiempo, que muy especialmente se está formando en las villas de emergencia de los grandes centros urbanos. Vale recordar que allí reina la informalidad y precariedad más absoluta -“NO MAN’S LAND”-. Se trata de más de 3.000 asentamientos, con una población estimada de más de 3 millones de habitantes. ¿Qué sucedería, si se dispara allí, al mismo tiempo, el quiebre sanitario y de seguridad? “Nadie conoce mejor la constitución sociológica del conurbano bonaerense que los jefes comunales peronistas y macristas, indistintamente. A ninguno de ellos se les escapa que los territorios que administran podrían convertirse en polvorines si al mismo tiempo no recibiesen ayuda económica de la Nación y no se reforzarse, de manera superlativa, el dispositivo de seguridad que ha comenzado a montarse para hacer frente a una emergencia desconocida… A diez personas se las puede detener, a 100 también. Si son mil, la cosa se complica; y, si estallasen focos en distintos lugares al mismo tiempo, el conflicto podría llegar a topes dramáticos.”


Una prensa penosa

Los medios tradicionales de comunicación, por otra parte, acentúan una mediocridad y uniformidad de pensamiento, azuzando al escarnio público a quienes osan “violar” la cuarentena, y fomentan en buena parte de la sociedad, una peligrosa adicción a la delación y a un espíritu policial tenebroso . Borregos, que cada tanto ejercen sus minutos de expresión de “odio público”. El mismo George Orwell se sentiría sorprendido con la facilidad en que se reeduca a una masa social en obedientes soldados del “Big Brother”. Los comunicadores, desconociendo el más mínimo espíritu crítico, casi al unísono, se golpean el pecho a ver quién hace alguna declaración de mayor obsecuencia hacia el gobierno y la conducta unívoca de pensamiento que supuestamente debemos seguir todos los ciudadanos. Imaginan, en un acto de total delirio e insensatez, un Presidente de la Nación cual si fuera Julio César en las Galias o Marco Aurelio ante Germania. Prácticamente ninguna voz disonante se anima a avizorar que el Jefe de Estado, siguiendo la analogía romana, se está convirtiendo más bien en Nerón, a punto de danzar entre el fuego y las cenizas.

Nuestra sociedad en su pico de decadencia

La respuesta de la sociedad argentina, que asume fría y tímidamente el pasaje directo hacia el Armagedón, está a la altura de su connivencia en nuestra eterna decadencia. Por citar un caso elocuente y en un acto de total hipocresía, muchos se vienen a acordar ahora que tenemos FF. AA., cuando han sido artífices directos –por omisión, complicidad o acción directa– en su hecatombe moral y material. Se trata de un “corpus social”, con décadas inoculando esta socialdemocracia enfermiza, alienado con cumbia-reggaetón (y pestes afines), fútbol y Tinelli como máxima.

En realidad, la Argentina no está en riesgo por el “ataque masivo” de una pandemia. Sufre de otras enfermedades terminales y mucho más graves: ignorancia, indiferencia, tibieza y progresismo endémicos. Ajena a las glorias del pasado y sin perspectivas de futuro, se encuentra sumida en una ausencia total de trascendencia y unidad de destino en lo universal. Hemos hecho lo indecible e imposible para transitar hacia la más absoluta insignificancia en el concierto de las naciones. Nuestra supervivencia como Estado – Nación tiene los días contados. Carl Schmitt sentencia en forma lapidaria: “Porque un pueblo haya perdido la fuerza o la voluntad de sostenerse en la esfera de lo político no va a desaparecer lo político del mundo. Lo único que desaparecerá en ese caso es un pueblo débil.”
 

____________________________________________________________________________________
1  MONTEVERDE, Agustín. LO QUE VIENE (AUNQUE SE NIEGUE) ES UN TSUNAMI DE EMISIÓN MONETARIA. 29/03/2020. En: https://www.ambito.com/economia/coronavirus/lo-que-viene-aunque-se-niegue-es-un-tsunami-emision-monetaria-n5091917
  Según un estudio de JP Morgan, que analiza, en base al movimiento bancario y de caja diaria (ingresos y egresos) de 570.000 pequeñas y medianas empresas estadounidenses, en ese país una PYME puede “resistir” en promedio como máximo 27 días sin facturación. El documento detalla que hay sectores que podrían “aguantar” más y otros menos tiempos, con sus ingresos paralizados como consecuencia de la pandemia del Coronavirus. Cfr. MONTENEGRO, Maximiliano. CUÁNTOS DÍAS “RESISTE” LA PYME CON FACTURACIÓN 0. 29/03/2020. En: https://www.planm.com.ar/contenidos/economia/cuantos-dias-resiste-una-pyme-con-facturacion-0
  “Por eso para la gente corta que gobierna nuestro país en las últimas décadas, la salud no existe. O es la oportunidad de hacer negocios: robar con los sobreprecios de los insumos médicos y brindar mal servicio para empujar a la población a la salud privada. Y lo poco que hacen es asistencial (“Inauguramos el Hospital X”) y no preventiva. Por eso hace 40 años atrás se enseñaba Higiene en primaria y secundaria y ahora no. Por eso antes la gente se bañaba y ahora a veces sí, a veces no. Durante el SXXI los gobiernos dejaron de costarnos un 25% del PBI para pasar a costar el 50%. Lo que hemos tenido a cambio es despilfarro, políticos über ricos y capitalismo de amigos billonarios que ponen fortunas en las campañas electorales. Por eso la inversión en activos fijos (edificios de escuelas, hospitales, juzgados, comisarías; rutas, puertos y FFCC; centrales eléctricas) se ve deplorable. Porque no se invirtió en su mantenimiento. Hoy toda Argentina luce como «12 monos»”. SPERONI, Iris. 12 MONOS. 23/03/2020. En: https://restaurarg.blogspot.com/2020/03/12-monos.html
  MASSOT, Vicente G. LOS DILEMAS DE LA PANDEMIA. 26/03/2020. En: https://prensarepublicana.com/los-dilemas-de-la-pandemia-por-vicente-massot/
  “Si bien el mundo se debate ahora en la posibilidad de testear masivas cantidades de personas para ver cuántos contagiados hay, existe un testeo gratuito que funciona muy bien. El kit del linchador jacobino que ya ha permitido identificar muchos casos positivos de delatores vecinales. Y los medios han sido vehículos infectos de esta locura. Gente que filma a otro saludando al vecino y lo manda a la tele… ¡y la tele lo transmite! Sabíamos que los medios masivos eran una cloaca, no pensábamos que estaba tan pútrida.” MARIANI, Karina. EL PELIGRO DE LOS LINCHADORES JACOBINOS. 29/03/2020. En: http://www.laprensa.com.ar/487179-El-peligro-de-los-linchadores-jacobinos.note.aspx
  SCHMITT, Carl. EL CONCEPTO DE LA POLÍTICA. S/D.

Autor: GONZALO IRASTORZA

Felicitar al Sr Irastorza, por su publicación. Excelente. Gracias
Roberto Esper 02/04/2020 - 08:38:26
Excelente exposición, flexibilicemos nuestros pensamientos!
Martín Espíndola 05/04/2020 - 11:36:38
Nombre
E-mail
Comentario
Ingrese por favor los caracteres de la imagen